Etiquetas

sábado, 29 de enero de 2011

Valla tontería la que cometimos, un error como muchos otros que solemos solucionar con un te quiero, esta vez no pensaba que iba a llegar tan lejos, las personas nos merecemos una segunda oportunidad en la vida, ella se merecía mas de una, ella ha sido muy buena, cuando yo he sido mala ella ha seguido estando ahí, cuando la he necesitado me ha ayudado aunque yo fuera lo suficientemente pesada para que no tengo que hacerlo.
Las amigas de verdad siempre deberían de estar, y no deberían de meterle la puñalada pero esta vez, yo me la merecía por tonta y por no saber conservarlas.
Ahora mi deber es darle las gracias por perdonar mi comportamiento...
La quiero y vale mucho:) GRASIAS PEQUEÑA

No hay comentarios:

Publicar un comentario