Etiquetas

sábado, 12 de marzo de 2011


Puedes encabritarte como un caballo salvaje, decir palabrotas, maldecir al destino, pero a la hora de la verdad, tienes que resignarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario