Etiquetas

sábado, 29 de octubre de 2011

Dime de que presumes y te diré de que careces.


Yo no era así, yo no negaba a ser rebajada, humillada, desvalorizada, y todo el resto de sinónimos. Y no se si es amor de verdad o un masoquismo por necesidad, y por la falta de amor propio. Lo dudo, lo niego, lo vuelvo a reflexionar, y lo vuelvo a elegir como mi prioridad. El mundo te dice que no ames a quien te hace llorar, si no viceversa, y lo irónico es que todavía me pregunto si esistirá ese alguien más.


*AVISO IMPORTANTE: nada en la vida debe vivirse solo una vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario