Etiquetas

viernes, 20 de enero de 2012

eres la excepción de la regla.

Y como un triste recuerdo vuelves para quedarte y seguir lastimando lo que aún en muchos años no he logrado sanar. Y como dos idiotas, tu de pura arrogancia y yo de ciega enamorada, volvemos al interminable juego que ya nos sabemos de memoria. Y nos permitimos hacernos daño como la primera vez, y olvidamos amarnos como debería ser y nos perdonamos mutuamente por última vez, y al final reimos para no llorar, pero las cosas siempre terminan igual. Y tu te vas por tu lado y yo me voy por el mio, con las esperazas de reencontrarnos aunque sea para sufrir juntos, no importa la hora ni el dia, con tal de que la historia nunca llegue a su punto final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario