Etiquetas

jueves, 4 de noviembre de 2010


Nunca he sabido si es más duro no poseer jamas la gloria o haberla conocido por un momento y perderla después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario