Etiquetas

sábado, 17 de diciembre de 2011

Y esa lágrima cae por mi cara, al mismo tiempo que la música acompaña un tiempo en el que era, feliz, en el que era feliz contigo. Esa lágrima tiene toda mi verdad, toda tú verdad, toda nuestra verdad. Esa lágrima que tiene por consecuencia un sí convertido en no, esa lágrima que tantos; te quiero ha visto, y que ahora se convierten en algo insólito, es esa lágrima con un valor tan incalculable, que ni su dueña, yo, sabe lo que es capaz de hacer para que pertenezca consigo.
Esa lágrima es la única que sabe mi decisión.
Esa lágrima en una mentira que esconde una verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario