Etiquetas

martes, 4 de septiembre de 2012

Otro año y cada vez la quiero más.

Otro año, otro año en el que te daré la tabarra con mis tonterías, con mis enfados y mis ravietas, otro año en el que te estaré esperando ratazos desde la hora en la que hemos quedado, otro año en el que no te queda otra que aguantar mis llantos a las 10 de la noche en tu casa, o en la mía, otro año en el que compartiremos meriendas, ropa, comidas, cenas y mááás desayunos, otro año en el que seguiremos descubriendo nuestros gustos, nuestras preferencias, nuestras formas de ser, otro año para pasar juntas, para aprovecharlo de la mejor manera, unas navidades mágicas, llenas de sorpresas, llenas de alegrías y de ninguna tristeza, ni una lágrima que yo no permita, unos carnavales muy locos, lleno de color, lleno de más alegría, unos 17 contigo, el 20 de febrero, otro día así de especial, como los 16, un día que nunca cambiaría por ser a tu lado, otra semana santa, viendo procesiones, alguna tarde en casa con chuches y una película, y.. por fín otro verano, otro verano en el que me contarás tus anécdotas, iremos de fiesta, haremos locuras, locuras, locuras y más locuras, cantaremos canciones por las calles, bailaremos al compás de las palabras y observaremos lo que nos rodea de incógnitas para que no nos salpiquen... Otro año escuchándonos, otro año a las 2 de la mañana metidas en mi cama, quedarnos dormidas hasta que tu madre te llame para irte a casa, cenar mas galletitas con leche, y así, un año tras otro, sin cansarnos, sin aburrirnos, sin enfadarnos, sin discutir, compartiendo, queriéndonos, aguantándonos, y que sea así siempre, a los 17, a los 18, a los 22 y a los 45, que seamos dos ancianas que se reencuentran y se abrazan, que le enseña las fotos de nuestros futuros nietos, que nos contemos cada uno de estos momentos que tanto nos gusta pasar juntas, y finalmente termino, con nuestro vídeo, ese que te hice el año pasado para que me recuerdes siempre. Para que recuerdes, que tú me tienes aquí, justo enfrente, para todo, y está demostrado, acabaremos conectando nuestras casa con un teleférico para no molestar a nuestros padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario